Páginas

Tantas veces como reclamamos justicia y reinvindicamos nuestros derechos, tambien Dios tiene sus derechos que son deberes para con nosotros. Fue Jesucristo quien nos dijo: Dad a Dios lo que es de Dios, y al Cesar lo que es del Cesar. Pues tomemos nota y cumplamos lo que a Dios le corresponde que le demos: AMOR, ADORACIÓN, GRATITUD Y REPARACIÓN.



28 de octubre de 2014

NO OS DESALENTÉIS QUE A BASE DE CINCEL SE HICIERON BELLAS OBRAS DE ESCULTURA


Hijos Míos, hijos de Mi Sagrado Corazón. Soy vuestro Hermano mayor quien os habla, y deseo deciros que Mi pensamiento siempre está puesto en vosotros misericordiosamente, porque Yo os tengo un amor ilimitado.

Cierto que el pecado Me aleja de vosotros, pero no porque Yo Me vaya, sino porque el pecado y Yo que Soy la misma santidad, somos incompatibles, y por eso, cuando pecáis y os mantenéis en el pecado, no Soy Yo quien se va, sino que vosotros me echáis de vuestras almas, porque Yo que Soy tres veces Santo, no puedo habitar donde habita Satanás. Yo, Jesús, os hablo.

Sin embargo, hijos Míos, tan pronto os laváis en el Sacramento de la Penitencia y os arrepentís de haber pecado, Yo vuelvo a tomar morada en vuestras almas, y allí Me quedo instalado mientras no Me volváis a echar por un nuevo pecado. Se hijos Míos, que muchos sois conscientes de todo esto y que lamentáis vuestra flaqueza a la hora de ser tentados, pero os pido que para vencer mejor la tentación quitéis las ocasiones de pecar, porque si no lo hacéis,  entonces se lo ponéis muy fácil al enemigo de las almas. Yo, Jesús, os hablo.

Tratad de alejaros de aquellas cosas que os hacen caer con facilidad. El que cae en la bebida que no tenga alcohol en su casa, y al que le cuesta la castidad, evite revistas y películas obscenas y pornográficas. Porque si no ponéis de vuestra parte lo imprescindible, vuestra culpa será grande, pues aunque Mi gracia no os va a faltar, siempre tenéis que poner lo que esté de vuestra parte. Yo, Jesús, os hablo.

Y si aun así caéis una y otra vez, no os desalentéis que a base de cincel se hicieron bellas obras de escultura. Yo también a base de cincel haré de vosotros grandes santos si os levantáis una y otra vez de vuestras caídas. La oración y el ayuno son poderosos para vencer las tentaciones, pero ambas cosas deben ser asiduas, no ocasionalmente, porque el hábito es lo que hace que tengáis la fuerza en estas dos practicas que vencen con facilidad las tentaciones. Yo. Jesús, os hablo.

El ayuno puede ser también de cosas que os agradan si por vuestro trabajo o salud no podéis omitir la comida, pero sí que podéis reducirla o privaros de algo que os guste como la televisión. Todo unido a Mi gracia os harán salir victoriosos de las tentaciones y el Maligno huirá de vosotros con gran pesar de su parte. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.

26 de octubre de 2014

COMO RESULTADO DE ECHAR A DIOS DE VUESTRAS VIDAS BEBED EL VENENO MORTAL QUE ELLO OS TRAE



Ante Dios toda rodilla se doble en el Cielo, en la Tierra y en los abismos. Yo, Jesús, os hablo.

Sí, hijos, sí, porque si toda rodilla se doblara ante Dios Todopoderoso, el mundo no iría como va, ni se habrían perdido los verdaderos roles de la moral. Yo, Jesús os hablo. Pero como las almas creyéndose superior a la sabiduría divina quieren gobernarse ellas solas, así les va. Porque hijos, los resultados no pueden ser más nefastos y devastadores. Habéis alejado a Dios de vuestras vidas y pretendéis que encima os vaya perfectamente, pero quienes apartan a Dios de sus vidas o se valen de El para sus conveniencias, los resultados son desastrosos, porque solo Dios sabe mejor que nadie lo que os conviene, y el primer mandamiento para con Él es amarlo por encima de todas las cosas.

Pero hoy en día no sólo no se le ama sino que se le odia, apartando de vuestras vidas todo lo que advierta o recuerde a Dios, y creéis que así Me habéis vencido, y lo que habéis hecho es darle todavía más poder a Satanás, que os tiene bien atrapados con vanas filosofías, vacías de todo amor y respeto a Dios. Yo, Jesús, os hablo.

Ahora, hijos, como resultado de echar a Dios de vuestras vidas, bebed el veneno amargo y mortal que os trae sus consecuencias. El mal por todas partes, hasta en Mi Iglesia, el mal en la sociedad, en las Escuelas, en los Ayuntamientos, en todos los sitios, porque todo es consecuencia del odio y desprecio que Me tenéis a Mí y a Mi Padre Omnipotente, Dios Altísimo. Yo, Jesús, os hablo.

Veis el cristianismo como una pesada carga que rechazáis y no vivís la fe porque no queréis disciplina, ni complicaciones de ninguna clase, y la fe católica os manda no pecar y vivir en ayuno y oración, en moderación de placeres -incluso lícitos- en equidad de bienes, y eso, no os gusta. Por eso decís: ¡Fuera Dios! Sin Él vivimos y nos apañamos mejor. Yo, Jesús, os hablo.

Y luego os vienen males que queréis curar con brujería que os lo aumentan, con invocaciones hechas por adivinos y gente que dice solucionarlo todo, y lo único que os soluciona es que estéis cada vez más adentrados en el abismo y en las tinieblas infernales.

¿Sabéis porque el Infierno es Infierno? Porque allí no está Dios, no hay ni un mínimo reflejo de Él, porque si lo hubiera, el Infierno ya no sería Infierno. Que este escrito os sirva de reflexión y lo pongáis en práctica. Yo, Jesús, os hablo y os bendigo.

 

18 de octubre de 2014

NO PERMITÁIS QUE SATANÁS OS MANIPULE CON SUGERENCIAS QUE NADA TIENEN QUE VER CONMIGO



Santos y fieles sacerdotes de Mi Corazón. Yo estoy viendo vuestros sufrimientos y vuestras lágrimas. Sé que muchos estáis pasando por un verdadero drama, algunos incluso, habéis pensado en tirar la toalla y poneros a trabajar, pero no hijos, no, no tiréis la toalla y tampoco permitáis que el miedo os venza, porque Yo he vencido al miedo y vosotros también lo venceréis en Comunión Conmigo. Yo Jesús, os hablo.

No permitáis que Satanás os manipule con sugerencias o tentaciones que NADA tienen que ver Conmigo. Vuestra ilusión y entrega que no decaigan, y si estáis afligidos por la situación de la Iglesia, ofrecedme amorosamente vuestros sufrimientos, que ellos salvarán a muchas almas y a muchos sacerdotes que débiles abandonaran la Barca de Pedro. Yo, Jesús, os hablo.

Mirad a vuestra Santa e Inmaculada Madre, mirad su Corazón Inmaculado, Ella no Me abandonó ni un instante cuando las cosas se pusieras feas, ahora tampoco abandonará a Su Iglesia ni a vosotros. Acogeos a Ella con amor y ardientemente, y veréis como pasada la tormenta, la luz del sol se hace mas fúlgida. Yo, Jesús, os hablo.

Mirad, hijos, a vuestra Madre, miradla y ofrecedle vuestro dolor limitaciones e impotencia, Ella es Madre y entiende. Una madre nunca, nunca abandona a sus hijos, pero tened fe, fe como Ella tuvo, que cuando Me vio como una piltrafa, y todos huyeron y parecía que los malos habían ganado, se mantuvo Conmigo sin importarle la suerte que pudiera correr. Su fe la mantuvo firme al pie de la Cruz y creyó que Yo resucitaría como lo había anunciado. Creed vosotros también que las puertas del Infierno no prevalecerán contra Mi Iglesia (Mt 16,18), porque lo que Yo hago es eterno. Yo, Jesús, os hablo.

Refugiaos también en Mi Corazón y hablad unos con otros de lo que os pasa, hablo a los sacerdotes. Desahogaros mutuamente, no soportéis solos el vendaval y ayudaros caritativamente unos a otros, sin criticaros, ni juzgaros. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica. 




16 de octubre de 2014

NO QUIERO QUE SE PIERDAN TANTAS ALMAS QUE VAN POR CAMINOS EQUIVOCADOS


Hijos Míos, a la luz de Mi sabiduría y poder sois almas que vais muchos por caminos fatales de perdición. Pues estáis con ideas erróneas de las que no tenéis ningún interés de salir y poner nada de vuestra parte. Os consideráis buenos porque alguna vez hacéis alguna obra buena y ya está todo, pero la verdadera bondad viene de Mí y quien no esta unido a Mí y no vive en Mí, su bondad es ocasional y muy parca. Yo, Jesús, os hablo. 

Os preocupáis mucho de vuestros intereses sin importaros apenas las circunstancias ajenas. Hijos, Me tenéis muy disgustado y os pido reflexión y conversión, porque Yo no quiero que se pierdan tantas almas que van por caminos equívocados, y muchas de ellas, saben que es así pero no postergan su actitud. Yo, Jesús, os hablo.

Soy Yo, el mismo Jesús quien os avisa. Decís que no creéis en los curas pero no son los curas los que os hablan, sino Yo en Mi Santo Evangelio y ahora a través de Mis fieles instrumentos, por tanto hijos, oíd Mi voz y aplicaros las alertas que os hago, que son movidas por Mi inmenso amor hacia vosotros. Yo, Jesús, os hablo.

Debéis vivir la fe católica a la que pertenecéis y educar a vuestros hijos en esa fe, pero todo según el Magisterio de la Iglesia y según la tradición de la misma de tantos siglos. Tratad de darme culto y de practicar los sacramentos. Tratad de conocerme mejor relacionándoos Conmigo. Leed sobre Mí, o buscad a quien os catequice en condiciones, porque si no hijos, sois culpables de negligencias y tenéis que poner de vuestra parte para salvar vuestra alma, la cual no la veis pero existe, y sino vez que cuando una persona muere el cuerpo se queda inanimado porque su alma ya no está dentro de ese cuerpo. El alma ya va a otra dimensión a acoplarse en el lugar que según sus obras haya merecido. Yo, Jesús, os hablo.  

Tratad de vivir más la vida interior del alma, meditando puntos de la fe católica, leyendo la Palabra de Dios, guardando silencios para pensar en todo ello. Tratad, hijos, de ser almas de Dios y no del mundo, porque el mundo os perderá si le seguís en sus juicios y pensamientos. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.

11 de octubre de 2014

CONSAGRAOS A SAN MIGUEL ARCÁNGEL



Hijos de Dios, nunca como hasta ahora debéis de invocar al Arcángel San Miguel para que derrote el mal que os acecha en vuestras almas, en vuestras familias y en todo vuestro entorno. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.

Este poderoso Arcángel que además ama a Dios con un celo especial, está dispuesto a pelear por vosotros contra las acechanzas y tentaciones del Maligno, y contra toda clase de mal que os aceche y que venga del Infierno y sus malos espíritus. Por tanto, hijos de Dios, consagraos a él en estado de gracia, limpiaros bien de pecados, incluso pecados veniales, haciendo una buena y santa confesión con un sacerdote adecuado, y después, consagraos a San MigueL Arcángel  para que él os proteja del Maligno y proteja a vuestras familias. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.

Todo mal tanto físico como espiritual tienen un remedio, en el mal del cuerpo las medicinas hacen su papel, en el mal del alma las oraciones, los sacramentos, los sacramentales, las consagraciones y otros,  hacen también el suyo. Pero, hijos de Dios, considerad que todo lo que hagáis para el alma debe ser hecho en estado de gracia, si estáis en pecado mortal y pretendéis vencer así al demonio, no resultará, porque el que vive en pecado mortal pertenece al demonio puesto que el Maligno lo tiene asido por esos pecados.

Por tanto, empezad por limpiar bien vuestras almas de pecados, algunos en el alma desde hace años e incluso desde la infancia. Haced un buen examen de conciencia, os lo hemos dicho ya varias veces, pero os lo recordamos de nuevo para que lo hagáis  y os sea efectivo. Así que hijos, no dejéis de pedir ayuda a la Santísima Virgen María, cuya alma fue impecable y nunca perteneció al demonio. Y adheridos al Príncipe Celestial San Miguel Arcángel que es terror de los demonios y vencedor de las huestes celestiales. Yo, Espíritu de Dios, os hablo y os guio. Paz  a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.