Páginas

Tantas veces como reclamamos justicia y reinvindicamos nuestros derechos, tambien Dios tiene sus derechos que son deberes para con nosotros. Fue Jesucristo quien nos dijo: Dad a Dios lo que es de Dios, y al Cesar lo que es del Cesar. Pues tomemos nota y cumplamos lo que a Dios le corresponde que le demos: AMOR, ADORACIÓN, GRATITUD Y REPARACIÓN.



26 de enero de 2015

EN EL CIELO ÁNGELES Y BIENAVENTURADOS ESTÁN DISPUESTOS A AYUDAROS SI ACUDÍS A ELLOS



Hijos Míos, la lucha encarnizada que libráis con Satanás a menudo, durará hasta el último instante de vuestra vida. Yo, Jesús, os hablo.
                                                                                                            
Pero el amor y la ayuda de Mi Santa Madre y la Mía, también la tendréis hasta el último instante de vuestra vida, y lo mismo la ayuda de vuestro Ángel Custodio. Esto lo sabe Satanás muy bien, sabe que le permitiré tentaros hasta el final de vuestra existencia, pero también sabe que si a vosotros os puede vencer, ni a Mi, ni a Mi Madre, lo logrará jamás, por eso, vuestra unión con Nosotros, debe ser cada vez más estrecha y más auténtica, porque si no estaréis desamparados ante la tentación y las asechanzas del Maligno.

Todo el Cielo, tanto Ángeles y bienaventurados, están dispuestos a ayudaros si acudís a ellos, porque todos quieren vuestra salvación eterna, y hacen Mi voluntad eternamente. Por eso, tenéis que acudir a ellos, a vuestros santos patronos, porque también todo el Infierno desea perderos eternamente y es una batalla que os ha tocado vivir en la vida y que tenéis que ganar con Mi gracia. Satanás se disfraza de bien y ahí es donde es difícil advertir sus insidias, por eso, debéis de tener el alma limpia de pecado para que veáis con más claridad y discernimiento con los ojos de la fe, lo que es bueno realmente y no un mal camuflado de bien, y lo que es malo ciertamente, y así, poder ganar la batalla. Yo, Jesús, os hablo.

La vida comparada con la eternidad es muy corta y esto lo tenéis que asumir. Parece que mientras sois jóvenes tenéis mucho tiempo por delante, pero no es así. Hijos ¿no veis Mis deseos y Mi afán por abriros los ojos y llevaros por caminos de salvación? Tenéis los sacramentos que se os han dado como armas para la lucha. Tenéis tantas y tantas devociones que también os protegen, cargadas de promesas e indulgencias. Tenéis las lecturas y testimonios de Mis santos verdaderos, pero no os animáis a reconvertiros, y dejáis pasar el tiempo, malogrando muchas gracias y bienes que serian eternos. Yo, Jesús, os hablo.

Meditad estos mensajes y no los leáis con prisas, ni de corrida. Meditadlos y ponedlos en práctica. Paz a todo aquel que leyendo estos mensajes los creen y los ponen en práctica.


23 de enero de 2015

LEED LIBROS QUE OS FORMEN Y EDIFIQUEN PORQUE SI LEÉIS BASURA, BASURA ENGENDRAREIS



Hijos de Dios, cuanto perdéis el tiempo y cuanta gloria accidental si os salváis vais a perder en la eternidad, porque os esforzáis poco en la santidad y os empleáis poco en este asunto que es trascendental. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.

Cuanto tiempo empleáis en tener el cuerpo en forma, con ejercicios, dietas y cuidados especiales, pero nos os preocupáis apenas del alma porque vivís como si no la tuvierais. Luego os vienen las pruebas, algunas muy duras, y si las sabéis sobrellevar y ofrecerlas a Dios por el bien de la Iglesia y la salvación de las almas, entonces, El os reconocerá vuestras disposiciones  en el sufrimiento que  os predispone a la salvación eterna. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.

Todo lo que recibe cada persona o familia, es siempre para vuestro bien, pero hay males que no vienen de Dios, sino que son suscitados por el Maligno que os quiere perder eternamente y torturaros en esta vida lo que pueda. Por eso, hijos de Dios, vivid con el alma limpia y sana de cosas malas, como vicios que os debilitan, costumbres que no os ayudan apara nada. Crearos buenos y santos hábitos, al principio cuesta pero luego se os hacen llevaderos. No holgazaneéis, sed diligentes y emplearos en cosas provechosas, tanto materiales como espirituales. Leed libros buenos que os formen y que os edifiquen, porque si leéis basura, basura engendrareis. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.

Fomentad sanas y santas amistades y sed vosotros también para otras personas buenos amigos y amigas. Que cuando os necesiten os encuentren y que les deis paz y confianza, para que cuando pasen momentos de prueba y dolor, sepan que en vosotros encontraran ayuda y comprensión. María Santísima era una vecina excepcional en su entorno. La gente veía en Ella una bondad inusual y un trato especial, porque nunca habló mal de nadie y nunca rechazó ni se desentendió de ayudar a nadie. Ella tenía un gran espíritu de servicio y gozaba ayudando a los demás. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.

Y vosotros hijos de Dios debéis imitar a la que también es vuestra Madre y entregaros al amor del prójimo sin requisitos, ni condiciones, porque en esa entrega daréis alabanza y gloria a Dios. Yo, Espíritu de Dios, os hablo. La paz y la bendición de la Santísima Trinidad esté con todos vosotros.


18 de enero de 2015

PARA ENTRAR EN EL REINO DE LOS CIELOS DEBÉIS HACERLO CON EL TRAJE DE LA GRACIA


Hijos Míos, Soy Jesús de Nazaret quien os habla. Quiero advertiros que proliferan por el mundo mensajes que quieren atribuir a Mi Madre y a Mí, y muchos son falsos, no vienen de un espíritu bueno, porque Yo, Hijos Míos, Soy Amor y amo a todo el mundo, al pecador y al justo, y no fomento el odio entre hermanos, hijos de un mismo Padre. Yo, Jesús, os hablo. 

Por tanto, esos mensajes que incitan al odio, al desprecio de otros hermanos, no son Míos, porque Yo os pido constantemente que os améis unos a otros y os perdonéis, y no voy a pediros por medio de otros instrumentos que os odiéis, o voy a hablar mal de nadie. No puedo ir en contra de Mi Evangelio que es para todos los tiempos. Por eso, analizad lo que leáis y constatarlo con el Santo Evangelio, porque aquello que sea nuevo, no predicado por Mí, e incite al odio o desprecio “no viene de Mí”. Yo, Jesús, os hablo.

Hijos Míos, se odia al pecado pero no al pecador, por el que hay que rezar y ofrecerse, tenedlo en cuenta. No os olvidéis que tanto Mi Madre como Yo somos Amor. Nadie pretenda ir por delante de Mis designios, Yo Soy el que os dirige, por tanto, hijos, basad vuestra fe y vuestras composturas en Mis enseñanzas e imitación, pero no enfrentaros unos a otros. Y si veis algo que no encaja con Mi doctrina en Mis pastores, ponedlo en oración y rezad por las personas que así actúan. Yo, Jesús, os hablo.

Esto no quiere decir que tengáis que rechazarlo todo, quiere decir, que analicéis y constatéis con el Evangelio y el Magisterio de la Iglesia. Que estéis pendientes de los signos de los tiempos, que viváis en gracia de Dios y arregléis vuestras “cuentas espirituales” con vuestra familia, amistades y demás, porque para entrar en el Reino de los Cielos debéis hacerlo con el traje de la gracia, imprescindible para salvarse (Mt 22, 1-14), con el corazón limpio de odios, juicios temerarios y rencillas y con una plena confianza en Mí.

Así que hijos, poned en práctica lo que tantas veces os decimos, que perdonéis, que no os sintáis ofendidos por algo que hace tiempo pasó con un algún familiar, que eso Yo no lo quiero. Que seáis humildes y cedáis y no admitáis en el alma venenos que son letales para ella, y que la pueden matar para toda la eternidad, si esos venenos, no os los arrancáis de raíz. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.


11 de enero de 2015

A T E N C I Ó N

RECORDAMOS QUE LOS SIETE DOMINGOS AL GLORIOSO SAN JOSE, COMIENZAN EL DIA 1 DE FEBRERO.
QUIENES LOS QUIERAN OBTENER, PUEDEN PEDIRNOSLO A NOSOTROS. PONGAN DIRECCION O MAIL CORRECTAMENTE. GRACIAS.

EL QUE TENIENDO POR PADRE A UN SER SEMEJANTE NO DEBE TEMER NADA



Hijos de Dios, ¿acaso no es vuestro Padre Dios mismo? ¿Qué puede temer una persona cuyo Padre es nada más y nada menos que Dios? Yo, Jesús, os hablo.

El que teniendo por padre a un Ser semejante, que además de ser todopoderoso, es bondadoso, sabio, paciente y misericordioso ¿qué puede temer? Es cierto que sois miserables, pero a vuestro Padre Dios, eso no lo aleja. Le aleja la soberbia de las personas, la arrogancia y la maldad premeditada. No pidáis que El no os abandone en los días de prueba, porque El no os abandonará, pedid más fe, más confianza en El, pedid que os ayude a no caer en la tentación y a aceptar amorosamente Su voluntad, sin poner obstáculos, ni condiciones, porque El os dará Su gracia para que la cumpláis a la perfección. Yo, Jesús, os hablo.

Hijos de Dios, Soy vuestro Hermano mayor quien os habla, el que ha padecido tormentos morales y físicos como ninguno. Nadie Me ha aventajado en el sufrimiento y solo nuestro Padre Celestial sabe hasta donde llegaron. Por eso, os digo que lo mismo que Yo superé la dura prueba de la Redención, vosotros superareis la prueba que Dios os de o que Él permita, solo confiad, confiad, confiad. Quien confía en su Padre puede dormir tranquilo y seguro de que con El todo lo superará, pero no tengáis más miedo que el de caer en el pecado, porque Mi enemigo mortal os mete el temor al sufrimiento y os lo agranda mucho más. Creed que Dios no os dará nada que no podáis soportar y a muchos no os dará ni siquiera poco, porque se santificarán con la oración y el ayuno. Yo, Jesús, os hablo.

Tened ánimo, hijos de Dios, que Yo vuestro Hermano, tampoco os dejaré, pero confiad, confiad y confiad. Consagrad a vuestros menores a Mi Santa Madre y ponedlos en sus manos. Haced la consagración en estado de gracia y poned a los pequeñuelos en las manos de Su Santa Madre, que Ella, los cuidará como Me cuidó a Mí a pesar de los peligros inminentes que también tuve que vencer. Yo, Jesús, os hablo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.

6 de enero de 2015

ENCOMENDAOS A SAN JOSÉ QUE TAN PROBADO FUE EN SU VIDA, EL NO OS DEJARÁ EN LOS DÍAS DE PRUEBA


Anónimamente muchos de vosotros seréis injuriados ante obispos y párrocos.  Yo, Jesús, os hablo.

Pero hijos, no os atemoricéis, no perdáis la paz, ni la calma, porque Yo también lo fui y no pudieron Conmigo. Quieren hundir Mi Iglesia y lo hacen atacando a las piedras vivas que la sostienen, pero nadie os hará más daño del que Yo quiera permitir. No creáis que Me olvidaré de vosotros cuando todo suceda. Vosotros defendeos con la verdad, sin miedos, ni falsedades alguna, y confiando plenamente en Mí. Yo, Jesús, os hablo.

Yo daré luz a los obispos y a Mis párrocos para que comprendan y vean las mentiras de Satanás, pero muchos lo pasareis mal hasta que se aclare todo. Os lo repito de nuevo, no perdáis la paz, ni la calma, repetid una y otra vez: Jesús, confío en Ti. Yo, Jesús, os hablo.

Esas acusaciones alcanzarán a muchos, hombres y mujeres, laicos y sacerdotes y hasta a obispos, y a cristianos de todas las edades. Ya sabéis que la calumnia es una de las armas que emplea Satanás, por eso, consagraos a Mi Santísima Madre y confiad plenamente en Ella, que es también vuestra Madre. Yo, Jesús, os hablo.

No uséis la venganza, ni el odio para defenderos. Imitadme a Mí que Soy manso y humilde de Corazón. Sed pacíficos pero veraces, porque la verdad siempre vence, y si en algo sois culpables de lo que os acusen, aclarad las cosas y admitid vuestra culpabilidad, porque hijos, reconocer vuestras faltas sin tratar de excusaros, ya os da cierta credibilidad.  Pedid luz a Mi Santo Espíritu y ayuda a vuestro Ángel Custodio y encomendaos a San José que tan probado fue en su vida terrenal. El os ayudará eficazmente y no os dejará en los días de prueba. Yo, Jesús, os hablo.

Estos mensajes debéis leerlos sin especular, a modo de alertas, pero no temiendo nada malo, porque Yo os aviso para que no os cojan las cosas de sorpresa y estéis fuertes en la oración. Practicad los sacramentos con inmenso amor y en las debidas disposiciones, y poned todo en las manos amorosas e inmaculadas de Mi Santa Madre. Yo, Jesús, os hablo y os bendigo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.