Páginas

Tantas veces como reclamamos justicia y reinvindicamos nuestros derechos, tambien Dios tiene sus derechos que son deberes para con nosotros. Fue Jesucristo quien nos dijo: Dad a Dios lo que es de Dios, y al Cesar lo que es del Cesar. Pues tomemos nota y cumplamos lo que a Dios le corresponde que le demos: AMOR, ADORACIÓN, GRATITUD Y REPARACIÓN.



13 de septiembre de 2014

LA UNIÓN ES ALGO QUE ODIA MI ADVERSARIO Y ES UNA BARRERA INMENSA CONTRA SUS ASECHANZAS



Hijos Míos, palos y palos vais a recibir cada día más en el cuerpo y en el alma, porque el furor de los demonios contra todo aquel que Me ama, es cada vez más intenso y su odio no tiene límites. Yo, Jesús, os hablo.

Pero si el furor de los demonios es grande y su odio es ilimitado, Mi amor es aun mucho más grande y no solo es ilimitado sino infinito, por tanto, no temáis a nada, absolutamente a nada, ni a las amenazas, ni a la persecución, ni a las murmuraciones, a nada que pueda llenaros de amargura, porque Yo no abandono a los que Me aman si ellos confían y creen en Mí y no Me abandonan ante la adversidad. Yo, Jesús, os hablo.

Animaos unos a otros y estad muy unidos en Mi Corazón divino, porque la unión es algo que odia Mi adversario y es una barrera inmensa contra sus asechanzas. Uníos en la oración, en el sacrificio, en los homenajes, en las alabanzas, en la Santa Misa, en todo. No vayáis aislados a ningún sitio, solo si ese aislamiento es para uniros más a Mí. Yo, Jesús, os hablo.

Hay quienes necesitan vivir en oración silenciosa y solitaria. Esas son almas que alcanzaron un nivel espiritual diferente y especial, y necesitan vivir en soledad y silencio Conmigo. Pero por lo demás vosotros hijos, uníos todos en Mí y que los sacerdotes os guíen, esos sacerdotes que Me aman, que están en comunión Conmigo y viven las normas eclesiásticas. Yo, Jesús, os hablo. Porque también hay sacerdotes que viven su ministerio fríamente, sin amor ninguno a Mí, y a veces, hasta como una carga. Esos sacerdotes no son los que necesitáis sino aquellos que anteponen Mis cosas a las suyas, y que anteponen el bien de las almas a sus intereses. Yo, Jesús, os hablo.

Y en el Corazón Inmaculado de Mi Madre, uníos también en la oración, en los cánticos, en el Rosario, en todo lo que sea para darme honor y gloria, porque eso es lo que tenéis que darme honor y gloria en todo momento, en la alegría y en la tristeza, en el bien y en el mal, en el gozo y en el sufrimiento, ya que Yo Soy el mismo siempre y Soy inmutable y lo mismo cuando sufrís que cuando gozáis, y permito todo para vuestra mayor corona y bien del alma. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.

7 de septiembre de 2014

INVOCADME COMO PROTECTOR DE VUESTRAS FAMILIAS CONTRA EL MAL SATÁNICO Y TENED UNA IMAGEN MÍA EN CASA



Ofreced, hijos de Dios, ofreced la Preciosísima Sangre del Cordero divino por las almas, ofrecedla asiduamente, porque Él es el Salvador del mundo y sigue y seguirá salvando hasta la consumación de los siglos. Yo, Miguel Arcángel, os hablo.

El poder de salvación de Jesucristo, el hijo del Altísimo, es único, nadie más que Él puede salvar, pero vosotros hijos queridos de Dios, debéis ofrecer Su santísimo y sagrado Cuerpo y Su Preciosísima Sangre por esta intención. ¡Salva almas, divino Redentor! debéis decir, porque esa es Su misión, su vocación específica, salvaros cuantas veces hagan falta del pecado, del odio, de las trampas de Satanás, y de todo lo que sea un mal para vosotros y vuestra salvación. Yo, Miguel Arcángel, os hablo.

Todo aquel que me invoque y pida mi protección la tiene asegurada, porque mi misión es protegeros del enemigo mortal que no para ni descansa para poneros zancadillas, para equivocaros en vuestras decisiones, para que vayáis por caminos erróneos y os perdáis eternamente. Por eso, hijos de Dios, invocadme a menudo pidiéndome protección que esa es mi misión, la de protegeros y ayudaros contra el Maligno que tanto os odia.

Yo no soy salvador de las almas, solo  Cristo es el Salvador, yo soy protector vuestro, y quien acude a mí no se ve nunca defraudado. Invocadme como protector de vuestras familias contra el mal satánico, y quien pueda que tenga una imagen mía o poster en su casa. Yo, Miguel Arcángel, os hablo.




A T E N C I Ó N

Ya tenemos a la venta el rosario-coronilla de las lágrimas de  sangre de la Santísima Virgen, poderoso contra el demonio y los poseídos por él. Quien desee recibirlo o más informacion escriban a este correo poniendo en el asunto INFORMACIÓN CORONILLA DE LA VIRGEN:

 hernandorr47@hotmail.com 
   Tfno.  923 28 66 89

Que nadie se quede sin rezarlo en favor de sus seres queridos.


5 de septiembre de 2014

NADIE COMO ELLA FUE PURA INTEGRAMENTE DE CUERPO, ALMA Y CORAZÓN



Ave María Purísima. No hay saludo mejor y más agradable a Dios que saludemos a la Virgen Santísima con el Ave María Purísima, porque nadie como Ella fue pura íntegramente de cuerpo, alma y corazón. Yo, Jesús, os hablo.

Todo hijo de María debe saludar a Su Madre con el saludo que le corresponde, porque Ella agradece que Sus hijos le digan de corazón Ave María Purísima. Y todo aquel que contesta sin pecado concebida, está confirmando un dogma que nadie más que Ella ha podido obtener. Yo, Jesús, os hablo.

Quien honra a la Virgen Santa, Me honra a Mí, Su divino Hijo. Quien honra a Su divino Hijo, honra a Mi Padre Eterno. Así que hijos, no os de reparo de que porque deis honra a Mi Madre Me quitéis a Mí, Yo sé bien lo que siente y aman vuestros corazones. Yo, Jesús, os hablo.

Quien honra al Padre Eterno Me honra a Mí y quien Me honra a Mí, honra a Mi Santa Madre, por tanto, como un boomerang, la gloria que deis a uno vuelve al otro y así sucesivamente. Lo importante no son las alabanzas en sí, sino las alabanzas hechas de corazón y verdadero amor. Por eso hijos, alabar, siempre es dar gloria a Dios, si se hace de corazón y no como un papagayo que repite la cosas sin saber lo que dice. Yo, Jesús, os hablo.

Quien tiene una Madre y no acude a Ella está perdiendo un tesoro inmenso, porque una madre siempre es una madre, y la Virgen María, Mi Santa Madre, es Madre de las almas y Madre de todos vosotros, y no acudir a Ella es no beneficiarse de Su bondad, poder y amor. Yo, Jesús, os hablo.

Acudid hijos a vuestra Santa Madre y veneradla como Ella se merece, que la que llevó al Redentor del mundo en su purísimo seno, bien merece que se le venere reiteradamente. Porque hijos, los Ángeles en el Cielo lo hacen y no cesan de alabarla y glorificarla según corresponde a  Su dignidad. Yo, Jesús, os hablo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.


29 de agosto de 2014

AUNQUE EL MUNDO OS NEGARA Y NADIE OS QUISIERA NI MIRAR, DIOS ALTÍSIMO OS AMA Y NO OS DEJARÁ



Hijos Míos, aunque el mundo os negara, aunque vuestras mismas familias os rechazaran, aunque nadie, nadie os quisiera ni mirar, Yo, Espíritu de Dios, no os dejaré ni un solo instante, porque Dios Altísimo os ama y no os deja ante nada, ni ante nadie. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.

Nadie llegue a creer que su Dios se olvidó de él, porque eso es el mayor de los desatinos. Dios no olvida a su obra creadora, no olvida a sus almas, y el que dio hasta la última gota de sangre por ellas, no olvidará nunca a ningún alma, sean buenísimas o no lo sean, porque Dios ama sin condiciones y ama infinitamente. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.

Sois vosotras almas de Dios quienes Nos olvidáis, quienes os alejáis de Nosotros. Tan pronto tenéis tribulaciones, pruebas o contrariedades, llegáis a creer -incluso- que no existimos. Pero, no, hijos de Dios, no, la Santísima Trinidad,  cada una de las Personas y las tres unidas, aman a las almas con amor sin inmutabilidad. Estas divinas Personas no se mudan, Ellas no cambian de sentimientos, Ellas os aman y os amamos sin límites, ni condiciones, pero vosotros no queréis aceptar nuestras gracias, ni poner nada de vuestra parte para vuestra santificación, porque significa esforzaros y queréis que toda la labor la hagamos Nosotros y eso no sería justo. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.

No os desalentéis bajo ningún concepto si las cosas se os ponen feas por ser católicos, por ser seguidores de Cristo, ya Nosotros sabemos que eso llegará y si bien no todos padecerán persecución, muchos la padecerán de una forma u de otra, pero Nosotros la Santísima Trinidad, os daremos las gracias necesarias para que soportéis todo, no solo pacientemente sino hasta gozosamente, porque Dios es el mejor de los padres, el que de verdad os ama, y lo hace sin miramiento de razas, ni condiciones sociales, si bien unos reciben más que otros, es por su correspondencia a la gracia, porque cuando una gracia se aprovecha viene otra y otra y otra, pero cuando se malogra se retienen otras muchas, porque no correspondéis al llamado del Cielo. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.

Invocadnos a menudo, no solo cuando vais a la oración u os ponéis a rezar, hacedlo a lo largo del día, con actos de amor, de alabanza, de bendición,  y veréis que como al vivir en el recuerdo diario de la Santísima Trinidad, las cosas cotidianas se santifican y se os hacen mucho más llevaderas y gozosas. Yo, Espíritu de Dios, os hablo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.


25 de agosto de 2014

SED RESPONSABLES EN VUESTRA JUVENTUD Y TENDRÉIS UNA VEJEZ LLEVADERA Y GOZOSA


¡Jóvenes!  hoy Me dirijo a vosotros para deciros que debéis reflexionar y cambiar de vida. La vida no es siempre como la juventud, llena de ilusiones y de perspectivas, con proyectos que tenéis para el futuro. 

La vida tiene días buenos y días malos, días claros y días oscuros, y esta es la ley del ser humano, porque nadie puede decir que su vida estuvo toda entera sembrada de rosas, y tampoco nadie puede decir que su vida toda entera fue un sendero de espinas. Yo, Jesús, os hablo.

No seáis como el joven rico que pudiendo aspirar a más y poder llegar  a un alto nivel de santidad, se conformó con la vida que llevaba a pesar de que tuvo la oportunidad de llevar un vida de más entrega a Dios. Yo, Jesús, os hablo.

Sed responsables con vuestros deberes, no solo con los estudios que hacéis sino con vuestras familias, con vuestras habitaciones que debéis tener ordenadas, con vuestras amistades que debéis ser leales, en  vuestros trabajos que debéis ser honrados y puntuales. Si, hijos si, sed responsables en vuestra juventud y tendréis una vejez llevadera y gozosa puesto que el bien que hagáis y la responsabilidad que cumpláis, será la cosecha que luego tendréis en la edad senil. Yo, Jesús, os hablo.

Sed también responsables con vuestra fe, y  como bautizados dad culto a vuestro Dios, el único y verdadero Dios. Que El no aparta su mirada de vosotros, pero vosotros tampoco debéis apartaros de Él, y dadle lo que le corresponde por ser Dios y Señor de todo lo creado. Y lo mismo Conmigo vuestro Redentor, que os saqué de la esclavitud del pecado con Mi Preciosísima Sangre para que vosotros podáis con la vida de la gracia alcanzar la Vida Eterna que es el fin para el que estáis creados, para gozar de Dios eternamente en la gloria celestial.

Sed chicos y chicas de vestir decentemente, de gestos y maneras educadas y refinadas, no seáis horteras, ni habléis ordinariamente ni con groserías, mucho menos con blasfemias. Que dejéis una huella en vuestras vidas y que quienes os traten se queden motivados y edificados por vuestras buenas y santas costumbres, y por vuestras reglas de urbanidad. Por tanto, hijos Míos, aplicaros esta lección que Yo Vuestro divino Maestro hoy os recuerdo, que aunque ya la conocíais, es una lección que debéis recordar asiduamente. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo.